Bangkok (Parte I: Introducción, Transportes y Alojamiento)

Introducción

Bangkok es una ciudad fascinante, vibrante, llena de vida, apasionante… no encontramos una sola palabra para describirla, porque Bangkok es muchas cosas, es una gran ciudad, una de esas que te marcan para siempre. Es la puerta de entrada a Asia para muchos viajeros y la ha sido para nosotros. Como dijimos en una entrada anterior, o amas u odias esta ciudad, no hay término medio. A nosotros nos encanta. Es una ciudad enorme y probablemente no hemos visto ni disfrutado ni del 1% de cosas que se pueden ver/hacer, pero nos hemos podido hacer una idea general de la ciudad y sus gentes. ¡Queremos volver!

Como todos sabréis, Bangkok es la capital de Tailandia. Cuenta con dos aeropuertos, uno de ellos y el más importante es el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi. Nuestro vuelo de Qatar Airways procedente de Doha aterrizó en este aeropuerto sin mayor problema el 1 de agosto de 2013 a las 18:50 de la tarde. Había sido un viaje muy largo y hacía más de 24 horas que no tocábamos una cama ni una ducha, pero por fin estábamos en Bangkok. Se había cumplido uno de nuestros sueños.

Transportes

Durante los días que hemos pasado en Bangkok hemos utilizado cuatro medios de transporte: Taxi, Tuk-Tuk, tren y barco.

Tren

El tren únicamente lo hemos utilizado para movernos de los aeropuertos al centro de la ciudad. Como ya hemos comentado, al inicio de nuestra andadura aterrizamos en el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi y tras pasar los trámites en inmigración y que nos pusieran el correspondiente sello en nuestros pasaportes, cambiamos algo de dinero en una oficina de cambio dentro del mismo aeropuerto.

Fuimos mirando la señalización del aeropuerto que nos dirigía hasta el tren (Airport Link). La verdad es que es bastante fácil llegar hasta allí ya que está bastante bien indicado. Simplemente hay que seguir un dibujo de un tren en el que se indica “To City”. Existen dos líneas que llevan al centro de la ciudad, una rápida (Express Line), que solamente hace una parada en la estación de Makkasan y otra más lenta (el trayecto dura poco más de media hora) y va haciendo varias paradas antes de llegar a Phaya Thai (última parada). A nosotros nos interesaba coger la línea lenta (City Line) ya que una de las paradas estaba precisamente al lado de nuestro hostel. Una es la línea roja (Express) y la otra es azul (City Line):

Airport-Link

Compramos los billetes de tren (baratísimos por cierto) que nos llevaron en más o menos media hora hasta la puerta de nuestro hostel. El horario de estos trenes va desde primera hora de la mañana a media noche, así que si vuestro vuelo llega más tarde no os quedará otra opción que coger un taxi.

Cuando compramos los billetes, nos entregaron una especie de fichas  de plástico rojas que nos hicieron gracia, ya que parecen para montarse en alguna atracción en vez del billete del tren. Estas fichas hay que guardarlas a buen recaudo hasta salir del tren en la parada de destino.

En más o menos media hora, ya llegamos a nuestro destino: Ratchaprarop.

La otra ocasión en la que utilizamos el tren fue para trasladarnos desde el aeropuerto de Don Mueang hasta el centro de Bangkok. Nuestro trayecto partió en una parada situada al lado del aeropuerto (hay conexión directa aeropuerto-estación) hasta la estación Hua Lampong, la principal de Bangkok. Os mostramos el billete de tren y el precio (¡increíble! 5 Baths ~ 11 céntimos de euro), fue un trayecto de unos 40 minutos en tren:

tren

Podéis encontrar más información en la web del tren:

http://www.bangkokairporttrain.com/

Taxi

Para movernos por Bangkok hemos utilizado fundamentalmente los taxis. Bangkok no es la ciudad mejor comunicada del mundo y aunque los autobuses sí que circulan por toda la ciudad, el tren, el metro y el sky train no lo hacen. Así que por comodidad elegimos los taxis.

taxi

La ciudad está repleta de taxis por todas las esquinas, son bastante baratos y no es problema encontrar un taxi libre a cualquier hora del día. Existen muchas compañías diferentes y siempre están pintados de colores llamativos. Podéis encontrar taxis rosas fucsia, amarillos, verdes y amarillos, azules, naranjas, rojos… Nosotros la mayoría de las veces nos montamos en los taxis de color rosa fucsia y los verde-amarillos. No sabemos si eran los mejores o más fiables, pero en algun blog que no recordamos recomendaban especialmente estas compañías. Además eran  los más “bonitos” 🙂

Lo primero que tenemos que hacer es parar un taxi (¡esto es fácil, hay tantos!). Pues bien, a nosotros se nos chamuscó la frente intentando parar taxis ya que no lo conseguíamos de ninguna manera. Pero esto es otra historia que ya os contaremos más adelante. Una vez parado el taxi en cuestión, lo siguiente que hay que hacer es decir “Taximeter please”. Sí, eso que jamás se nos ocurriría pedir en España, el taxímetro, en Tailandia hay que pedirlo sí o sí. Nosotros somos muy insistentes y lo hemos pedido en cada taxi que hemos parado, pero tenemos que confesar que desgraciadamente casi nunca lo hemos conseguido. No sabemos si es porque nos veían que éramos un grupo grande (solíamos ir 3 o 4 en cada taxi), pero la mayoría de los taxistas no se bajaban del burro y no sucumbían a nuestras súplicas. Así que generalmente para no perder demasiado tiempo, lo que hacíamos era negociar un precio razonable con el conductor y listo. Para nosotros un precio razonable podía ser unos 100 THB por taxi. A continuación os indicamos una tabla orientativa de lo que nosotros conseguimos:

Distancia

Corta

Media

Larga

Precio (viaje/taxi)

30-50 THB

70-100 THB

100-150 THB

Ejemplo 5 -10 minutos de trayecto.Ratchaprarop -> MBK Center 15 – 20 minutos de viaje.Ratchaprarop > Khao San Rd. 20 – 30 minutos de viaje.Ratchaprarop > Mercado Chatuchak

Sabemos que hemos pagado en taxis un sobreprecio pero bueno, realmente seguía siendo un precio irrisorio si lo comparamos con lo que pagamos en nuestro país de origen, así que tampoco le hemos dado demasiada importancia. Algunas veces que nos hemos puesto cabezotas intentando buscar taxistas dispuestos a poner el taxímetro, al final hemos perdido demasiado tiempo por ahorrarnos 1€.

Todos los taxis están equipados con aire acondicionado, tan necesario en Tailandia, por lo que era un gusto montarse en ellos. En la parte de delante del taxi tienen un cartelito con la foto del taxista, sus datos, etc. que suponemos que es la licencia del taxi. En todos los taxis que montamos encontramos este cartel, así que suponemos que es importante que os fijéis que vuestro taxi lo tenga. Eso sí, viajar en taxi conlleva su riesgo y es toda una experiencia gracias a la habilidad de los conductores, que son capaces de pasar sin hacer ni un rasguño al coche por las calles más estrechas a toda velocidad o sortear numerosas personas, animales y obstáculos sin despeinarse.

Tuk-Tuk

El tuk-tuk apenas lo utilizamos, tan solo en 2 o 3 ocasiones y porque había que disfrutar de algún viaje en este característico medio de transporte. Se trata de una especie de carricoche motorizado y de minúsculas dimensiones. Montar en tuk-tuk es una experiencia divertida que no hay que dejar pasar. Es importante negociar el precio con el conductor antes de montar si no queremos que nos time (demasiado). Nosotros le indicábamos  siempre “No stops, please” porque sino te suelen hacer una ruta turística por diferentes tiendas antes de dejarte en tu destino, ya que según dicen, a ellos en las tiendas por llevarnos les dan vales de gasolina gratis. Si no te apetece comprar nada y entrar en tiendas que ni siquiera te interesan, indícalo antes de montar. Seguramente el precio a negociar sea más elevado, pero si no te apetece perder tu tiempo es una buena opción. Eso sí, si lo que te apetece es ojear tiendas y pagar muy muy poco por tu viaje en tuk-tuk, dile que no te importa ver comercios y el señor del tuk-tuk quedará encantado 🙂

Tuk tuk

Barco

El río Chao Phraya cruza la ciudad de Bangkok y que mejor forma que moverse por la ciudad que a través de su río. Lo utilizamos en dos ocasiones, una de ellas para cruzar de  orilla o orilla y así pasar de la orilla del Palacio Real y el Wat Pho a la orilla del Wat Arun. La otra ocasión fue para ir desde el Wat Pho al Barrio Chino. Es un medio de transporte muy barato y utilizado por los locales, por lo que es una buena opción para moverse por la ciudad y una alternativa a los medios de transporte motorizados.

Alojamiento

Nos hemos alojado un total de 5 noches en la ciudad de Bangkok: 4 de ellas al inicio del viaje y la última al final antes de coger el avión de vuelta. Como comentamos en algún post anterior, llevamos todos los alojamientos reservados con antelación y en el caso de Bangkok lo hicimos a través de la web de Hostel Bookers.

El hostel que elegimos para nuestra estancia en Bangkok fue el Link Corner. Es un hostel situado estratégicamente a escasos metros de la estación de tren Ratchaprarop que conecta el aeropuerto con el centro de la ciudad. Está situado en la parte moderna de la ciudad cerca de la zona de centros comerciales, un poco alejado del centro histórico, pero sin embargo es un hostel muy cómodo en cuanto a la conexión con el aeropuerto. Esto es realmente importante porque al ir a coger tu vuelo de vuelta, ya que si tienes que depender de los taxis para no perder mucho tiempo … ¡te puedes pegar un susto!

Llegar hasta él es sumamente fácil, únicamente hay que bajarse en la parada de Ratchaprarop, y al salir por las escaleras de bajada dirigirnos hacia la izquierda, seguir por esa misma acera y en menos de 100 metros nos topamos con el hostel. Además …  ¡se agradece tener un 7Eleven justo en frente al llegar a la ciudad!

linkcorner

Pinchar sobre la imagen para verla ampliada

Elegimos una habitación mixta compartida con 8 camas y el precio fue de unos 9€ por persona y noche. Las habitaciones estaban bien, las típicas habitaciones con literas y taquillas para guardar nuestras pertenencias. Las habitaciones están equipadas con aire acondicionado pero no tienen baño privado. En cada piso hay baños compartidos para todas las habitaciones. La recepción del hostel es bastante agradable, con asientos, mesa, cocina y frigorífico. Además en la segunda planta hay una especie de habitación compartida con cojines y un ordenador en el que charlar con otros huéspedes. Sin embargo, el hostel tenía un gran pero, y ese pero era la limpieza. Durante los 4 días que nos alojamos al principio del viaje, no limpiaron el baño más que para barrer los pelos del suelo y reponer el papel higiénico, así que como os podéis imaginar entrar al baño era bastante desagradable y no sabías si te limpiabas o te ensuciabas jajaja. Sabemos que no es el Ritz y que por 9€ tampoco se pueden pedir peras al olmo pero fue sin duda el alojamiento más sucio de todo el viaje.

Si mejoraran el tema de la limpieza, recomendaríamos este hostel al 100%, ya que aunque no está cerca de las atracciones turísticas ni de zonas animadas como puede ser Khao San Road, está muy bien comunicado con el aeropuerto y las instalaciones son bastante buenas, además el precio nos pareció bastante razonable para una habitación con aire acondicionado.

Os dejamos nuestro primer vídeo para que disfrutéis un poco más de Bangkok. ¡Esperamos que os guste!

Bangkok from UnMapa y UnaBrujula on Vimeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s