Guía de introducción a Tailandia

Palacio real

Asia. Esta palabra rondaba nuestras cabezas desde hace años. Inmenso continente capaz de albergar tantos países y culturas diferentes.  Era una asignatura pendiente que necesitábamos aprobar a toda costa. Pero una cuestión se cernía sobre nosotros “¿sería seguro viajar por Asia a la aventura?”. Fue esta pregunta precisamente la que nos hizo decidirnos por Tailandia. Iba a ser nuestra primera vez en el continente asiático y pensábamos que Tailandia, al ser un país tan turístico, seria una buena lanzadera para sumergirnos de lleno en el corazón del sudeste asiático.

Así que de esta forma surgió la idea de visitar Tailandia casi un año antes de que realmente se produjera. Todavía no sabíamos si iba a ser posible, faltaban aún muchos meses y teníamos por delante un duro año. Nos preocupaban sobre todo los temas monetarios y los temas vacacionales, pero tener esta idea en mente nos hacia especial ilusión. La verdad es que el año se nos hizo un poco menos cuesta arriba pensando que tal vez en el verano de 2013 cumpliríamos por fin nuestro sueño de visitar Asia.

Ruinas

Pero no fue hasta bien entrado el año, más o menos hasta primeros de abril, cuando conseguimos sincronizar nuestras vacaciones. Ya teníamos nada más y nada menos que tres semanas de vacaciones confirmadas durante el mes de agosto. Ya solo nos faltaba lanzarnos a por un vuelo para poder estar un poco más cerca del país de la sonrisa. Durante las últimas semanas los precios de los vuelos estaban subiendo como la espuma así que había que darse prisa si queríamos conseguir un buen precio o se saldría de nuestro presupuesto. Pero si, por fin el día 20 de abril compramos nuestros vuelos rumbo a Tailandia ¡que ilusión!

A partir de este momento empezaba la cuenta atrás. Apenas tres meses para organizar un gran viaje, nuestra primera aventura asiática y teníamos que preparar una ruta de casi 3 semanas de duración Para prepararlo, hemos utilizado básicamente dos herramientas: la guía Lonely Planet de Tailandia y por supuesto Internet. Existen numerosos blogs y webs con valiosa información sobre Tailandia y que nos han ayudado mucho en la preparación de nuestra ruta. A nosotros nos gustaría realizar una serie de artículos con información de nuestro viaje que os puedan ayudar a todos aquellos que estéis interesados en viajar por vuestra cuenta a Tailandia o por lo menos haceros viajar desde la pantalla del ordenador hasta el sudeste asiático a través de nuestras palabras y nuestras fotos.

Información práctica

Tailandia es uno de los países que forman parte el sudeste asiático. Limita con Camboya, Laos, Birmania y Malasia y sus costas están bañadas por las aguas del mar de Andamán y el Golfo de Tailandia. Cuenta con unos 64 millones de habitantes, en su mayoría de religión budista. Bangkok es la capital del país, puerta de entrada para la mayoría de los visitantes a través de su aeropuerto internacional de Suvarnabhumi.

Moneda

La moneda oficial de Tailandia es el Bath Tailandés. Redondeando, el cambio respecto al euro es de unos 40 baths por euro. Es posible cambiar el dinero tanto en bancos como en casas de cambio. Comentar que la mayoría de los bancos y casas de cambio tienen un cambio muy similar, así que no hace falta perder mucho tiempo intentando encontrar el mejor cambio puesto que como decimos, no hay una gran diferencia, si acaso entre 5 y 10 centimos de euro. Es importante llevar el pasaporte encima a la hora de cambiar dinero ya que a nosotros siempre nos lo han pedido.

Tailandia está plagada de cajeros automáticos, casi en cada esquina podemos encontrar uno, así que las opciones de quedarnos sin dinero en un momento dado son un poco remotas. Cada vez que se saque dinero de un cajero se cobra una comisión de 150 baths, lo que equivale a casi unos 4€. A esto, habría que sumarle la comisión de nuestro banco. En nuestro caso se nos aplicaba una comisión del 11%. Así que cada uno que haga cuentas y vea si le conviene o no utilizar el cajero automático.

En nuestra opinión, es mejor llevar una gran parte del dinero en efectivo y cambiarlo directamente por baths en los bancos o casas de cambio, ya que las comisiones por sacar dinero en los cajeros son bastante altas. La verdad es que si lo pensamos, da un poco de reparo viajar con tanto dinero encima, se nos puede perder, nos pueden robar,… Pero pensamos que era un riego que había que correr. Además del dinero en efectivo, hemos llevado varias tarjetas de crédito y de débito para usarlas una vez que hubiéramos consumido nuestro dinero. Hemos leído en varios blogs que algunas tarjetas de débito dan problemas a la hora de sacar dinero en los cajeros, aunque no ha sido nuestro caso ya que hemos podido sacar con todas ellas sin problemas.

Vacunas

Para viajar a Tailandia no es obligatorio aplicarse ninguna vacuna excepto la de la fiebre amarilla si se proviene de un país con tal afección. Como hemos dicho, no es obligatorio vacunarse de nada más, pero si que es recomendable.

Nosotros acudimos al centro de vacunación internacional de nuestra ciudad para informarnos sobre las diferentes recomendaciones para viajar a Tailandia. El médico nos comentó algunas de las precauciones básicas que debíamos tener en cuenta, como mantener una buena higiene en las manos en todo momento, comer los alimentos siempre recién hechos, no comer alimentos crudos, no tomar bebidas con hielos y sobre todo muy importante, tener cuidado con los mosquitos. Aunque Tailandia no parece tener un gran riesgo de malaria si que es posible que en algunas zonas del norte del país existan mosquitos que nos la puedan transmitir.

Finalmente, nos prescribió algunas vacunas que en su opinión eran recomendables para evitar sustos. Nos recetó la vacuna de la Hepatitis A y la vacuna de las fiebres tifoideas. La primera nos la administraron gratuitamente en el ambulatorio, mientras que la segunda la tuvimos que comprar en la farmacia. Nos costó sobre 22€ y acudimos con ella al ambulatorio para que nos la administraran. Nos comentó que también sería recomendable la vacuna del cólera, pero en nuestro caso, al quedar apenas dos semanas para partir a Tailandia no teníamos tiempo suficiente para que nos hiciera efecto así que no nos la dimos.

Por otro lado, nos recetó Malarone, un medicamento que sirve tanto para la prevención como para el tratamiento de la malaria. Nosotros decidimos no tomarnos el Malarone. Según cuentan suele sentar muy mal al estómago y la gente suele estar unos días indispuesta, así que debido a eso, a que su efectividad no es absoluta y a que el riesgo de contraer malaria en Tailandia es bajo, no nos tratamos contra la malaria. Lo que si compramos fue repelente de mosquitos. El médico nos recomendó varias marcas y nos decidimos por el Relec Extrafuerte. No sabemos si es muy efectivo o es que no solemos atraer a los mosquitos, pero nos picaron muy muy pocos mosquitos a pesar de que no fuimos demasiado cuidadosos con el uso del antimosquitos.

En todo caso, lo mejor es acudir al centro de vacunación internacional y allí os recomendarán y os explicarán todas las recomendaciones en detalle. Procurad pedir la cita con antelación ya que suele haber bastante espera y nosotros anduvimos un poco pillados de tiempo.

Vuelos

Muchísimas compañías aéreas vuelan desde España hasta la capital de Tailandia, Bangkok, la mayoría de ellas con escala. La compañía Thai Airways es la única que vuela directamente y sin transbordos desde España hasta Bangkok. La verdad es que tiene que ser una gozada llegar hasta Tailandia del tirón evitando las aburridas y tediosas escalas, pero nosotros descartamos esta opción directamente por su precio.

Finalmente, nos decidimos por un vuelo de Qatar Airways, la compañía 5 estrellas con base en Doha, capital del emirato de Qatar. El precio nos pareció más o menos adecuado; aproximadamente unos 800€. Vuelo de ida y vuelta con escala en el aeropuerto internacional de Doha. En aquel momento nos pareció una buena idea coger unos vuelos con 13 y 23 horas de escala respectivamente. Pero cuando vimos el cutre-aeropuerto de la capital qatarí, bien nos acordamos del maldito día en el que tuvimos semejante idea brillante. Pero esta es otra historia que ya relataremos más adelante.

Aeropuerto Doha

¿Qué decir de los vuelos? La atención por parte de la tripulación fue totalmente correcta. La comida era medianamente comestible, en 4 vuelos que hicimos con Qatar Airways nos dio tiempo a probar unas cuantas cosas y algunos platos eran mejores que otros. En nuestra opinión lo mejor son los desayunos sin duda alguna. Si que es verdad que si lo comparamos con la comida que ofrecen otras compañías aéreas, Qatar Airways se lleva la palma. Pero al fin y al cabo es eso, comida de avión, no podemos pretender comer como si estuviéramos en un restaurante de lujo. Los asientos son bastante cómodos y suficientemente anchos. Pero lo mejor sin duda de los aviones es la oferta de entretenimiento. Cada pasajero cuenta con su propia pantalla individual en la que además de escuchar música, ver películas y series de televisión, se puede jugar a videojuegos con un pequeño mando. La mayor parte de las películas están en inglés pero también se pueden encontrar unas cuantas películas en castellano y en otros idiomas.

Pantalla

Además, durante nuestro viaje hemos cogido dos vuelos internos con la compañía de bajo coste Air Asia. Uno de ellos lo llevamos reservado desde casa y el otro lo reservamos sobre la marcha en Tailandia. Hay varias compañías de bajo coste que ofrecen rutas por Tailandia pero nosotros elegimos Air Asia en las dos ocasiones por ser la más económica.

En cuanto a los aviones de esta compañía aérea, no esperéis grandes lujos, ya que como hemos dicho es de bajo coste, así que imaginaos una especie de Ryanair asiática. Los asientos son bastante incómodos y parece que se te va a romper el cuello de lo rectos que están los asientos, es decir, tu espacio vital es prácticamente nulo. Pero bueno, no nos podemos quejar porque son bastante económicos y los vuelos salieron puntuales y sin incidencias.

Transportes

Además de los vuelos internos, en Tailandia hemos viajado en muchísimos otros transportes. Hemos cogido trenes, autobuses, furgonetas, taxis, tuk-tuks, barcos, ferrys, long tails… La verdad es que nunca habíamos viajado en tantos medios de transporte diferentes en tan poco tiempo.

SAMSUNG

En Bangkok, nos hemos movido fundamentalmente en taxi y en tuk-tuk. Para las grandes distancias hemos tomado el tren, incluso hemos dormido en un tren nocturno con literas incluidas, mientras que en la zona de playas nos hemos movido utilizando barcos y ferrys.

Long Tail

Excepto los vuelos, que siempre han salido puntuales, el resto de los transportes en Tailandia es un caos. Nuestra experiencia con los trenes y los ferrys no ha sido buena y nos hemos comido grandes esperas en varias ocasiones, incluso alguna espera a pleno sol. Pero bueno, con paciencia te tomas los retrasos con un poco más de humor y, al final, es algo que forma parte de la experiencia del viaje.

Autobus

Alojamiento

La oferta hotelera en Tailandia es enorme. Hay hoteles, hostales y albergues para todos los gustos y por supuesto de todos los precios.

Como nuestra idea era no gastar una gran parte de nuestro presupuesto en alojamiento, elegimos alojamientos más bien baratos. En general los precios son bastante asequibles para un occidental y se pueden encontrar habitaciones decentes a precios de risa.

Aoi Garden

Esta vez decidimos reservar todos los hoteles y albergues con antelación. Al ser nuestra primera vez en Asia queríamos ser previsores y tener todo atado de antemano. Al igual que en todos nuestros viajes hemos reservado a través de Internet en páginas como booking.com, hostelbookers.es y hostelworld.es. Nunca hemos tenido ningún problema con nuestras reservas a través de éstas webs.

Visados y documentación

Para viajar a Tailandia desde España no es necesario obtener ningún visado. Tan solo es necesario contar con un pasaporte en regla con al menos 6 meses de caducidad y con el sello que nos ponen en el aeropuerto podemos estar hasta 30 días por el país. Creemos que esto es así si entramos a Tailandia por aire, en caso de entrar por tierra a través de la frontera de alguno de los países limítrofes no sabemos que condiciones se aplican. Lo mismo para las personas que procedan desde otros países diferentes a España.

Seguro de viaje

Este es un punto muy importante si vamos a viajar a cualquier país fuera de Europa. Siempre que hemos viajado hemos pedido la tarjeta sanitaria europea, así en caso de enfermedad o accidente estamos cubiertos y no es necesario desembolsar ninguna cantidad de dinero de nuestro bolsillo.

Pero si viajamos fuera de Europa la cosa cambia, ya que no estamos cubiertos por la tarjeta sanitaria europea y en caso de que nos pasara algo durante el viaje tendríamos que pagar los gastos correspondientes tanto de consulta médica como de hospitalización, medicinas, etc. Como habíamos decidido ser previsores, nosotros contratamos un seguro de viaje que cubriera gastos médicos, repatriación… Buscando por Internet encontraréis muchas ofertas de diferentes aseguradoras.

¡Hasta aquí nuestra guía de introducción de Tailandia! ¡En próximos capítulos os contaremos más cosas sobre nuestro viaje y algún capítulo especial que esperamos que os sirva de ayuda en futuras aventuras!

Anuncios

2 Respuestas a “Guía de introducción a Tailandia

  1. Hola!
    Muchas gracias por la información, muy útil todo! Nosotras estamos organizando un viaje para febrero o marzo, y aunque tenemos mucha ilusión no sabemos casi por donde empezar jeje. Buscamos mucha información, pero cuanto más leemos más dudamos la verdad. Alguna recomendación así muy general?
    Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s